in , ,

Todo lo que quieres saber sobre Squirt o Eyaculación Femenina

Squirt cómo lograrlo

Si llegaste a este artículo, ¡felicidades! Tu curiosidad e interés por saber más sobre tu cuerpo o el de tu pareja y las diferentes maneras en que se vive el placer, son el principal ingrediente para explorar mayores sensaciones, así que aquí te decimos todo lo que quieres sabor sobre Squirt o Eyaculación Femenina.

El squirt es el resultado de la estimulación de la «próstata femenina» o las glándulas de Skene, las cuales expulsan un líquido durante algunos picos de placer.

Squirt femenino

Antes que nada recuerda que para la vivencia del erotismo es que tú o tu pareja vivan el placer desde todos sus sentidos, emociones y pensamientos, sin enfocarlo totalmente en los órganos sexuales. Que el objetivo no sólo sea el llevarte a ti misma o llevarla a una eyaculación, sino la búsqueda de la satisfacción.

¡Ahora sí , manos, dedos y/o jueguetes sexuales a la obra!

  • Comienza a explorar sensaciones en todo el cuerpo para iniciar la excitación y que tu vagina esté lubricada, puedes también dedicarle un tiempo a acariciar tu clítoris. Busca estar muy relajada (o tu pareja, si estás acompañada).
  • Puedes colocar una almohada en tu cadera para curvearla hacia arriba y ello brinde un fácil acceso, pegar tu espalda a la pared y ponerte en cuclillas o acostarte en su totalidad con las piernas dobladas. Conoce más posiciones para masturbarte.
  • No es necesaria la penetración con pene. Puedes utilizar tus dedos insertándolos y haciendo un movimiento como si estuvieras pidiéndole a una persona que se acerque a ti para estimular punto G. Recuerda que es la zona rugosa, puedes distinguirla porque es distinta a las paredes vaginales. Podrás tocarla con la yema de los dedos. También puedes hacer uso de un juguete curveado; en nuestra página tenemos una sección especial de juguetes para el punto G
  • Evita hacerlo a prisa o muy fuerte, hazlo suave y al ritmo que vayas considerando mejor. También puedes preguntar o mencionar a tu pareja si el ritmo y fuerza son los adecuados para ti. Si comienzas a sentir ganas de orinar, es el camino correcto, permitete relajarte e ir soltando.
  • Cuando comiences a percibir que habrá una expulsión evita contraer e intenta empujar, la clave es no detenerte. Sin embargo si hay algo que te incomoda es mejor parar y dar oportunidad en otro momento. No siempre podrá obtenerse a la primera. Puedes hacer alguna otra estimulación en tu cuerpo, que la eyaculación no se convierta en una obsesión. Siempre podrás brindarte placer de las maneras que ya conoces.
Squirt o eyaculación femenina

Mmmm depende para quién. Muchas veces la eyaculación no es sinónimo de un orgasmo, puede haber eyaculación y que las mujeres o personas con vulva no lo vivan de manera placentera por el temor,  preocupación o incomodidad que pueda ocasionar.

Si bien para algunas puede ser el mayor de los placeres, para otras no tanto o para nada. Muchas incluso pueden no haberlo vivido y no mostrar interés por hacerlo, o bien tener dudas si todas pueden hacerlo. La respuesta ante esto es que todas podrían experimentarlo, sin embargo no es obligatorio que así sea. Ninguna esta mal, es de acuerdo a como lo vivas, si no te sientes cómoda revisando inicialmente tu vulva o crees que con tu cuerpo no puedes alcanzarlo, siempre podrás ocupar algún juguete como apoyo.

Recuerda que una eyaculación no lo es todo, un encuentro sexual satisfactorio ya sea contigo misma o acompañada irá más enfocado a explorar la comunicación, confianza, zonas y practicas que personalmente se perciben como placenteras. Atrevete a explorar todo tu cuerpo, recurrir a tu mente y sin olvidarte de tus emociones. Haciéndolo es donde podrás encontrar lo que más te gusta.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Loading…

0