in , , ,

Edging: Guía para tener orgasmos más intensos

Edging

¿Imaginaste que tu orgamos podrían ser más intensos por simplemente detenerte antes de llegar a ellos?

El Edging es una técnica que especialistas en sexología, así como educadores del placer han mencionado con mayor frecuencia en el reconocimiento corporal. Consiste en identificar los procesos que vive tu cuerpo durante su respuesta sexual y justo antes de que llegues el orgasmo, detenerte y dejar de acariciar o estimular tus genitales. También será necesario detener algún otro estímulo como besos; ponerle pausa a la pelicula erótica o bajar el volumen de la música que te está llevando al clímax.

Mira estas 6 claves para prolongar el orgasmo masculino. 

La excitación y por tanto el flujo sanguíneo se dispersará, cuando se retome la estimulación y esta vez sí llegues al orgasmo puedan sentirse diferentes o ser orgasmos extremos. Esto debido a las contracciones que pueden acompañar estos procesos.

Pero no sólo puede deberse a una reacción fisiológica. ¿Recuerdas cuando te aventabas unos fajecitos con tu amorcito y llegabas a casa a terminar lo que iniciaste a solas? ¿Qué tan grandes eran? La expectativa nos provoca y psicológicamente también conlleva placer. No todo sucede en tus genitales.

Edging

Echa un vistazo a nuestros juguetes sexuales para parejas.

¿Qué debes de considerar para llevarlo a cabo? te lo decimos:

  1. Tanto si tienes pene o vulva puedes realizarlo, ya que las erecciones se presentan tanto en pene como en clítoris. 
  2. Puede realizarse a solas o en pareja. Por ejemplo: pueden tentarse con un vibrador y justo antes de que venga el orgasmo apagarlo. 
  1. Aprende a reconocer tu respuesta sexual y cómo se llevan a cabo tus orgasmos: lo que sientes cuando te excitas, esa subida de cosquillas y como se va tensionando tu cuerpo a punto de explotar. Para ello requerirás varias sesiones con tu cuerpo e identificar estos aspectos que acompañan tu previo al orgasmo.
  2. Una vez que sabes estos factores podrás reconocer un llamado “punto de no retorno”. Ese momento en que sabes que un beso, apretón, movimiento o soplido es lo que hará falta para que toda esa tensión se desborde. 
  3. En este punto, es donde te detendrás. No será necesario tocar cuerpo, ni continuar con otro tipo de estimulación. Las erecciones de clítoris o pene se relajaran. El calor en cuerpo se aliviará y entonces estarás listx para el siguiente round.
  4. Puedes repetir este proceso entre 2 o 3 veces en un encuentro sexual. Será importante que si lo deseas, guies a tu cuerpo al orgasmo cuando lo decidas, pues ello también te ayuda a descargar mediante contracciones. Si esta vasocongestión no se libera puede provocar dolor o incomodidad en algunas áreas del cuerpo.

Algunos puntos a tomar en cuenta son:

  • El fin o la meta no es el orgasmo. En los encuentros con una persona o contigo también se disfruta del camino. 
  • Si esta práctica para ti resulta frustrante no es obligatorio realizarla. Hay muchas más situaciones que puedes disfrutar.
  • Este tipo de ejercicios ayuda a personas que tienen dificultades para controlar su eyaculación o a quienes desean reconocer lo que sucede en tu cuerpo.

Como siempre en CHERISH, estamos a favor de que te conozcas, explores y disfrutes.